La Seremi de Salud provincial, en compañía de la gobernadora Carolina Corti llegaron hasta calle Covadonga para una fiscalización.

En medio de las fiscalizaciones propias de la previa a Fiestas Patrias, la gobernadora Carolina Corti, en compañía de la Seremi de Salud Provincial y Carabineros, realizaron la incautación de 750 kilos de carne en un domicilio ubicado en calle Covadonga. Allí se detectó la venta ilegal de esta, además del procesamiento y envasado.Parte del producto no estaba bajo la cadena de frío requerida en estos casos, tal como lo indicó el jefe provincial de la autoridad sanitaria, Jalman Lodi. “hasta el momento no hay personas detenidas, sino que algunas personas al momento de llegar procedieron a retirarse del lugar dejando a una o dos personas al interior. Se arriesgan a multas de 1.000 UTM y obviamente la prohibición de funcionamiento. El delito es expendio o venta de carne sin contar con autorización, no mantener la cadena de frío. Había productos como quesos y algunos vegetales”.

Por su parte, la gobernadora Carolina Corti afirmó que “son 758 kilos de carne, entre ellos se encuentra carne que estaba vencida, por tanto es muy importante que hoy día actuemos de manera conjunta fiscalizando todos los sistemas y servicios públicos, que en este caso sería, servicio de impuestos internos, el SAG y la Seremi de Salud como pueden uds. ver, ya están trabajando. Es altamente peligroso comprar en lugares que no están autorizados y no tengan los respectivos permisos sanitarios”.

Por su parte, el capitán Claudio Ramírez de Carabineros informó que hasta el momento “no tenemos ningún detenido porque no logramos establecer la existencia de faena al momento de animales acá en el lugar, que nos permitiera eventualmente establecer que hubiese algún delito de abigeato, es solamente un sumario sanitario”.

En cuanto a por qué no hubo detenidos, Ramírez expuso que “en el período en el cual se estaba llevando a cabo la fiscalización algunos de los ocupantes o que están dedicados al negocio propiamente tal que se desarrolla acá en el lugar, se retiraron en sus vehículos particulares y obviamente que no podían ser retenidos ni obligados porque en ese minuto no estaba el trámite administrativo que se llevó a cabo un cuarto para la una de la tarde, cuando ya le pudimos exhibir el documento a una persona que vive acá y que ella se individualiza como la administradora de este establecimiento que está de manera ilegal funcionando al interior del inmueble, porque no tiene la resolución sanitaria para funcionar de la manera que lo está realizando.”

Fuente: soychile.cl